La Vocación de Tlacuilo

¿Es tu agenda de verdad tuya?

Posted in Administrar el tiempo by charlsmalagon on agosto 2, 2013

Hace poco reflexionaba al respecto de como mi agenda se saturaba con un sin fin de juntas, de las que algunas veces, ni estaba enterado o no tenía el contexto. Curiosamente todas las personas que conozco, generalmente tienen juntas o conferencias y cuando están en ellas, las más de las veces están trabajando en su computadora (y algunas veces al preguntarles algo, casi casi hay que sacarlas de su trance).

Un día, un asistente a una junta de esas que son más técnicas que El Santo, al salir de 2 horas donde el únicamente estuvo clavado en su computadora sin aportar dudas o comentarios me dijo: “Bueno, ahora si a trabajar”. Me quedé pensando sobre lo que había estado haciendo todo ese tiempo mientras nosotros tratábamos de solucionar el mundo (del proyecto).

Toma ventaja de tu agenda

Desde hace dos semanas me aventuré a hacer un cambio en la forma en la que mi agenda se va llenando y entonces, decidí ir un paso adelante y me adueñé de mi agenda.

El lunes a primera hora, hice una revisión de mis pendientes e identifiqué aquellos que me requerían con concentración plena o con una buena cantidad de tiempo sin interrupciones para poder completarlos, entonces, tomé mi agenda y comencé a apartar en “citas” mi tiempo para hacer dichas tareas.

Debo confesar que no esperaba que fuera tan fructífero el ejercicio.

Me ha permitido resolver temas importantes antes de que se “calienten” y se vuelvan urgentes. Para mi:

Un tema importante que no se atiende a tiempo y conscientemente se vuelve en un tema urgente.

Sin duda, es necesario hacer un esfuerzo bastante fuerte para: 1) apegare a tus horarios planeados; y 2) sortear las distracciones.

Ahora mismo, redacto este post en el tiempo que me he auto-agendado para realizarlo. Estoy empezando a que mi agenda sea de verdad mía.

Una última reflexión:
La verdadera “Gestión del tiempo” implica la definición de que tareas vas a realizar y -aunque pareciera obvio- del objetivo/lugar al que quieres llegar al realizar esas tareas.

Saludos.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. paozaragoza1 said, on agosto 2, 2013 at 3:05 pm

    Hola, sabes? Me gusta tu blog, se me hacen interesante los temas de los que hablas, desde hace unos meses te había escuchado en un podcast y desde ahí leo tus artículos. Yo también tengo un blog que es de finanzas personales y en ocasiones creemos que tenemos tantas cosas que hacer o en realidad sí tenemos muchas cosas que hacer pero en ocasiones no priorizamos nuestras tareas. Me llamó la atención este artículo que hiciste ya que justo hace como 2 semanas estaba escribiendo un artículo sobre eso ya que el manejo del tiempo va MUY relacionado con el manejo del dinero no lo crees? Te dejo el link para que lo veas http://eldineroblog.com/manejarmitiempo/ Suerte y gracias por tus artículos

    • charlsmalagon said, on agosto 4, 2013 at 9:00 am

      Paola, muchas gracias por tu comentario y agradezco que le des una lectura a mis actualizaciones. Sin duda existe una relación directa con la correcta priorización de nuestras tareas que vamos a realizar con el dinero. ¿Cuántas veces no nos hemos ganado una “penalización” o un cobro extra por no pagar a tiempo nuestras TDC o nuestros compromisos?, por ello es importante anotar en la agenda (como bien dices en la entrada de tu blog), que es necesario tener programado esos pagos (Yo inclusive tengo programado el pago del teléfono). Te agradezco mucho el comentario y espero que mi blog siga aportándote alguna reflexión.
      Un comentario extra: Me pareció muy interesante la historia de “la gallina de los huevos de oro” y me quedé pensando en aquella otra historia que habla de un viejo sabio que viajaba por una tierra recóndita y en la que se encontró una granja que era muy pobre: lo único que tenían era una vaca flaca que daba un poca de leche. El maestro tira a la vaca por el barranco, aun a pesar de las súplicas del alumno que lo acompañaba en su viaje. Un año después volvieron y se dieron cuenta que la pequeña granja que antes estaba en ruinas, empezaba a florecer. Curiosamente, lo mejor que había pasado al dueño era haber perdido la vaca, porque le había dado la posibilidad de buscar otras alternativas de vivir (según la historia): a veces consideramos que estamos bien en una situación, pero en realidad estamos limitando nuestro propio potencial. Tengo en borrador un post que habla al respecto, espero contar con tu lectura y comentarios cuando llegue su turno de publicarse.
      Un beso y bonito domingo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: