La Vocación de Tlacuilo

¿Qué es lo que quiere lograr hoy?

Así, de cuates, ¿qué es lo que quieres lograr hoy?

¿Terminar de revisar esa propuesta?

¿Finalizar la construcción de ese plan?

¿Salir a correr?

¿Preparar una cena con los amigos?

¿Ir al cine?

¿Aprender algo nuevo en la clase de italiano?

¿Descansar? ¿Leer? ¿Escribir?

¿Hay algo que te mueve hoy para hacer algo?

Es curioso pero, existen más motivadores que el dinero para hacer un trabajo. Están el prestigio, la experiencia, el orgullo, el honor de servir o el gusto de mejorar este mundo. Hay muchas cosas que nos motivan a hacer cosas y ahora les pregunto, ¿Ha decidido qué quiere hacer hoy? ¿Que quiere conseguir hoy?

(more…)

Anuncios

La mente y el limón.

Posted in Planeación Estratégica by charlsmalagon on mayo 2, 2011

Hace algún tiempo leí la siguiente historia:

Cierre los ojos e imagine que entra a un súpermercado. Se acerca a la sección de frutas y verduras y se detiene frente a los limones. Toma con sus manos un limón de tamaño medio y con un cuchillo, apoyado en una tabla, lo parte a la mitad. Toma una de las mitades y, mientras comienza a apretarlo lo acerca a su boca, en la cual recibe el amargo sabor del jugo del limón.

Ilustración by @ArseJrIlustración by @ArseJR

Estoy seguro que al leer este texto, sentíste en tu boca la sensación de estar en realidad probando el jugo del limón. ¿ No es sorprendente lo que nuestra mente es capas de conseguir con un poco de imaginación?

La visión.
Al iniciar un proyecto existen dos elementos clave: el propósito que tendrá nuestro proyecto y la aclaración de la visión.
El propósito es la justificación del “por qué” se pretende hacer el proyecto. ¿Por qué voy a iniciar con mis clases de inglés? ¿Por qué quiero trabajar en X empresa? ¿Por qué quiero apoyar a aquella asociación civil? ¿Por qué quiero ir al cine? Estas interrogantes nos ayudan a encontrar el propósito de nuestro proyecto.
El siguiente paso es aclarar la visión. Y es ahí donde entra el ejemplo del limón. La visión es definir “qué es lo que se espera conseguir al final del proyecto”, o en otras palabras: “¿qué es lo que espero que resulte al terminar cada una de las tareas que voy a realizar?”. No importa qué tipo de proyecto se trate. Ni el tamaño. Contar con el propósito y la visión son fundamentales.

El limón.
Nuestra poderosa mente es la responsable de generar nuestra visión. Es la imagen a futuro que queremos alcanzar. Es aquella foto que nos tomaran en el futuro justo cuando terminemos todas las tareas de nuestro proyecto. Ahora reflexiono: ¿Estoy imaginando el estado al que quiero llegar o en lugar de eso estoy cortando y probando limones?

Reflexiones breves sobre la visión y misión…

Posted in Planeación Estratégica by charlsmalagon on agosto 24, 2010

Es muy común que cuando se habla de establecer una nueva empresa, se consideren dentro de los primeros pasos el definir la Misión y Visión. ¿Por qué es importante contar con estos elementos? Es importante considerarlos debido a que por medio de estos enunciados estamos diciendo por qué es importante que existamos como empresa o como organización y qué es lo que vamos a lograr. En algún lugar leí que imaginaras un rompecabezas. Que tengas todas las piezas sobre la mesa, pero que no tuvieras una “imagen” de lo que deben armar todas esas piezas. Construirlo sería muy complicado. Sería todo lo contrario cuando tenemos identificado qué es lo que se debe armar: Pues déjenme decirles que ¡esa es la finalidad de la visión!

La primera reflexión del día de hoy me llegó gracias un oficial de policía. Se paseaba entre los autos, observando cuál de ellos no traía el engomado y delante de él estaban varios camiones entorpeciendo el tráfico mañanero. Obviamente su comportamiento –a mi parecer- va en contra de lo que esta institución tiene como Misión: “Mantener el orden público; proteger la integridad física de las personas y de sus bienes; prevenir la comisión de delitos e infracciones a los reglamentos del gobierno y de la policía y auxiliar a la población en caso de siniestros o desastres”[1]. ¿Por qué, a pesar de que es muy claro cuál es el objetivo de la policía, los oficiales no lo apropian para que dirija sus acciones? Obviamente dentro de su misión está la de prevenir infracciones y, dicho sea de paso, circular sin la “verificación” es una de ellas; pero, claramente la misión dice “prevenir”, en ningún momento dice “cacería de brujas no verificadas”.

Por otro lado la segunda reflexión viene por el eslogan que fue empleado por nuestro actual presidente: “El presidente del empleo”. Recuerdo que cuando tomó cargo, la agenda apuntaba a crear más empleos. La misión que se planteó era la de crear empleos. Obviamente ésta ha sido abandonada para dar pié a otra nueva misión. ¿Esto es válido? Obviamente sí. Cada empresa u organización es libre de definir su misión y visión cuando le conviene. Sin embargo, se comenta que la Visión debe ser establecida para un plazo de 10 años o más. La misión, por su parte, se sugiere que sea revisada cada 5 años. La Visión es el motor para hacer que todas las partes que componen nuestra empresa –todas las piezas del rompecabezas- trabajen adecuadamente para que lleguemos a ese lugar que deseamos.

Es curioso que cuando establecemos nuestras empresas o cuando ingresamos a una organización, lo primero que se diseña o que se nos comunica son la Misión, la Visión y los valores que la guían – que nos guían. Sin embargo, nadie, pasado ese momento, vuelve a recordar ni mucho menos a “apropiar” esos conceptos. Las organizaciones e instituciones indican sus misiones o visiones, y lo hacen más como un “requisito” para ponerlo en su página web, que como una herramienta de trabajo.  Las empresas deben “vivir” esa misión para consolidar su visión. Es a través del liderazgo de los directivos, del ejemplo de todos y por medio de las acciones de nuestro equipo de trabajo por lo que se alcanzan esas Visiones.

Sin importar el nivel dentro de la organización, existen algunas acciones que podemos realizar para apoyar la cristalización de la visión y la misión de nuestra empresa:

  • Identifique la misión y la visión de su empresa. Considere que las actividades que realizará día a día ayudarán a consolidarla.
  • Evalúe la Misión y Visión que tiene su organización y haga una revisión de la forma en que coincide con su plan personal de vida.
  • Apoye a que otros consideren la misión y visión el motor de las actividades que realizan día a día. Hágalo predicando con el ejemplo; Albert Einstein decía: “Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás: es la única manera”[2].
  • Considere que si la visión del futuro no es alcanzada, significará que se debe a que alguien no realizó su trabajo adecuadamente, ¿quiere ser usted el responsable de tan terrible situación?

Saludos y espero sus comentarios.

[1] Secretaría de Seguridad Pública – Policía DF. (2010). http://portal.ssp.df.gob.mx/Portal/Organizacion/MisionyValores.htm

[2] Texto de twitter: http://www.twitter.com/miguelcarbonell